Logo en color blanco de Iconic, clínica especializada en medicina estética de lujo en la ciudad de Barcelona

Liposucción convencional

La liposucción convencional es un procedimiento quirúrgico seguro y efectivo para eliminar grasa localizada, ofreciendo resultados duraderos y versatilidad en distintas áreas del cuerpo.

Es probable que en los últimos tiempos hayas escuchado acerca de innovadoras tecnologías no invasivas dirigidas a eliminar depósitos de grasa localizados. Aunque estos tratamientos ofrecen beneficios y han mostrado efectividad, no alcanzan aún el nivel de eficacia de la cirugía de liposucción tradicional.

El incremento en investigaciones sobre la eliminación de grasa corporal refuerza la posición de la liposucción convencional como una alternativa segura y altamente efectiva, proporcionando resultados comprobados y duraderos. Con un amplio historial de casos exitosos, la liposucción se mantiene como un procedimiento ampliamente solicitado tanto por mujeres como por hombres.

La liposucción se distingue por su versatilidad, permitiendo tratar una diversidad de áreas corporales. Si bien se aplica frecuentemente en zonas como muslos, caderas, abdomen, brazos, cuello y rodillas, también es notable su eficacia en áreas como el pecho, la espalda, las mejillas, la barbilla y los tobillos.

La liposucción tradicional es un procedimiento quirúrgico realizado bajo anestesia general, caracterizado por la realización de incisiones mínimas en las áreas destinadas a la eliminación de grasa. A través de estas incisiones, se introduce una cánula especializada para aspirar las células adiposas.

El tiempo de duración de este procedimiento varía entre una y tres horas, en función del volumen y de la extensión de las áreas a tratar. La liposucción es versátil y se aplica en distintas partes del cuerpo, incluyendo glúteos, muslos, piernas, abdomen, espalda y brazos.

Uno de los principales beneficios de la liposucción convencional es su relación costo-efectividad comparada con otras opciones de cirugía estética. Su larga trayectoria y amplia aplicación a lo largo de los años la respaldan como una técnica confiable y efectiva, con resultados sobresalientes.

¿Para quién es?

Idealmente, los candidatos aptos para someterse a una liposucción son aquellos con un peso moderado o ligeramente por encima del promedio, que mantienen una buena salud general y que presentan depósitos de grasa localizados resistentes a la dieta y al ejercicio.

Determinar si uno es el candidato idóneo para la cirugía de liposucción requiere una evaluación profesional. En nuestro centro, La Nueva Cirugía Estética, nuestro equipo de expertos realizará un análisis exhaustivo de tu estado de salud, las áreas a tratar y tus objetivos específicos para establecer si la liposucción es la opción más adecuada para ti.

Nuestros especialistas te brindarán una explicación detallada del procedimiento, destacando los beneficios potenciales de la liposucción para que puedas tomar una decisión bien informada. Optar por una liposucción es un paso importante. Tu camino hacia una renovada autoconfianza empieza con una consulta personalizada en nuestro centro.

Preguntas frecuentes

¿Cuando se ven unos resultados de una liposucción convencional?

Los resultados de una liposucción convencional pueden variar dependiendo de varios factores, como la cantidad de grasa extraída, la elasticidad de la piel del paciente, y la técnica utilizada. Generalmente, los cambios pueden observarse de la siguiente manera:

  1. Inmediatamente después de la cirugía: Puede haber hinchazón y moretones en el área tratada. No se ven los resultados finales en este momento.

  2. Primeras semanas: La hinchazón y los moretones comienzan a disminuir. Los pacientes pueden empezar a notar una diferencia en la forma de su cuerpo, pero los resultados finales aún no son visibles debido a la inflamación.

  3. De 1 a 3 meses: Durante este período, la mayoría de la inflamación ha disminuido. Los contornos del cuerpo empiezan a ser más notorios. Sin embargo, puede haber áreas que aún se sientan un poco firmes al tacto.

  4. De 6 meses a 1 año: Se considera que este es el tiempo necesario para ver los resultados finales de una liposucción. La mayoría de la hinchazón ha desaparecido y la piel ha tenido tiempo de adaptarse a los nuevos contornos del cuerpo.

Es importante recordar que la liposucción no es un método para perder peso, sino para remodelar ciertas áreas del cuerpo. Además, los resultados pueden mejorar con un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular.

¿Tendré que usar una faja después de la cirugía?

Tras un procedimiento quirúrgico como la liposucción, es común que el especialista médico prescriba el uso de una faja compresora en la región tratada. El propósito principal de esta prenda es ejercer una compresión moderada en el área intervenida. Esta medida busca facilitar un proceso de recuperación óptimo, contribuyendo a la reducción de la inflamación y ayudando a la piel a adaptarse a los nuevos contornos del cuerpo.

Es importante enfatizar que la recomendación respecto al uso de la faja compresora es eminentemente personalizada, adaptándose a las características específicas y necesidades individuales de cada paciente. Dicha prescripción se basa en factores como el volumen de grasa extraído, la zona del cuerpo tratada y las particularidades en la respuesta del paciente a la cirugía.

La duración del uso de la faja, así como el tipo específico de la misma, serán determinados por el cirujano plástico a cargo, quien considerará todos los aspectos relevantes para asegurar una recuperación eficaz y confortable. Se recomienda seguir rigurosamente las indicaciones médicas en este aspecto para favorecer una evolución postoperatoria satisfactoria y contribuir a la manifestación óptima de los resultados deseados de la liposucción.

¿Se pueden hacer liposucciones convencionales en verano?

Sí, es posible realizar liposucciones convencionales durante el verano, pero hay ciertos factores a considerar:

  1. Exposición al sol: Después de una liposucción, es importante evitar la exposición directa al sol sobre las áreas tratadas, ya que la piel estará más sensible y susceptible a quemaduras solares. El sol puede también empeorar la inflamación y afectar la cicatrización.

  2. Calor y hinchazón: El calor del verano puede incrementar la tendencia a la hinchazón en el área operada. Esto podría hacer que la recuperación sea un poco más incómoda.

  3. Uso de faja compresora: Después de la cirugía, es común que se recomiende el uso de una faja compresora por varias semanas. En el verano, esto puede ser más incómodo debido a las altas temperaturas.

  4. Actividades de verano: Las actividades típicas de verano, como nadar o tomar el sol, pueden estar restringidas durante el periodo de recuperación. Es importante seguir las recomendaciones del cirujano para asegurar una recuperación adecuada.

  5. Planificación de tiempo de recuperación: Si tienes planes para eventos específicos durante el verano (como vacaciones o eventos sociales), debes considerar el tiempo de recuperación post-cirugía para no interferir con estos planes.

Es fundamental consultar con un cirujano plástico certificado para discutir el momento óptimo para la cirugía, teniendo en cuenta tus circunstancias personales y expectativas. El cirujano también podrá proporcionarte instrucciones detalladas sobre cómo cuidarte antes y después de la cirugía, sin importar la temporada en la que se realice.

Ponte en contacto con el Templo de belleza ICONIC